6 ideas para distribuir los muebles del salón

El tener que amueblar nuestra casa siempre es uno de los pasos más entretenidos que dar, a la par, más importantes. Pero es cierto que debemos pensar bien antes de actuar y como tal, te proponemos unas 5 ideas para poder distribuir los muebles del salón como te gustan y como debes, con la finalidad de aprovechar el máximo espacio pero sin tener que ver todo muy apelotonado.

Sí, dicho así parece sencillo pero no lo es tanto. Con un poco de ayuda conseguirás visualizar todos los puntos en su lugar y disfrutar de un entorno mucho más acogedor. ¿No te parece una buena idea el ir desvelando los mejores secretos? ¡Entonces no pierdas detalle de todo lo que sigue!

Aprovecha la luz solar

Aunque no te lo creas, ya tendremos ganados una serie de puntos en decoración si seguimos esta idea. Porque debemos pensar en qué zona pasamos más tiempo a lo largo del día. Si bien en la parte del comedor porque la usamos también para trabajar o para que los peques hagan deberes, o bien, en el salón propiamente dicho. Cuando lo hayamos meditado, la ganadora será la que vaya al lado de las ventanas. Porque de este modo, estaremos aprovechando mucho más la luz natural para poder desarrollar nuestra actividad de cada día. Sin olvidar la parte decorativa, porque siempre estará unida a combinar los tejidos del sofá o sillas con los de las cortinas, por ejemplo. Algo que puedes encontrar en Bandera Vivar donde todos los tipos decorativos estarán a tu alcance.

Apuesta por los rincones y muebles funcionales

No todos tenemos la misma amplitud en cada estancia, por eso los muebles del salón necesitan ser funcionales. Es decir, que puedan llevar a cabo un par de tareas, como mesas que se abren y que tienen en su interior una parte de almacenamiento, mesas amplias que puedan servir para realizar cenas o comida pero también como despacho, etc. Porque de este modo nos evitaremos el tener que comprar muebles a mayores para esas necesidades.

Claro que por otro lado, también tenemos que hablar de la distribución de todos ellos en general. Lo mejor es aprovechar la zona de los rincones y dejar la parte central más libre. La vamos a considerar como una zona de paso, en la que sí podemos colocar alguna alfombra y alguna mesa pequeña. De modo que iremos aprovechando las paredes para ir situando sobre ellas los sofás o las mesas y librerías que irán pegadas a dicha zona. Hay siempre una regla que no falla y es la de menos es más. 

Un salón en forma de ‘L’

Si necesitas una idea que nunca pasa de moda y que te permite disfrutar de un entorno elegante y bien aprovechado, entonces en forma de ‘L’ será tu mejor aliado. De ahí que entre los muebles del salón, esté siempre el chaise-longue. Uno de los sofás más demandados debido a su forma y a que se deja combinar con todo tipo de decoración. No ocupará gran espacio distributivo, es decir, que irá tocando la zona de la pared para dejarnos el resto del terreno totalmente libre. Además lo podrás encontrar en diferentes colores y tejidos, lo que hará las delicias de cualquier tipo de decoración. Eso sí, apuesta por una serie de cojines que le acompañen y ya tendrás una buena idea y además, una apuesta decorativa en toda regla. 

Más sillas individuales

Pueden ser tanto sillas como pequeños sillones contemporáneos que también le darán el toque más elegante. Sin duda, en este caso tendrás que elegir según el estilo decorativo que te guste. Pero una vez que lo tengas, nada como apostar por las sillas o sillones individuales. Porque a veces nos centramos solo en los sofás y también puedes darle un poco de vidilla con las sillas. Un poco de movimiento al salón no le viene nada mal y eso es lo que consiguen estos muebles. Además, si los colocas justo enfrente de cada sofá, que deben ser más cortos que otros mencionados, apostamos por una mejor comunicación en la familia. Porque con la decoración se puede jugar de varias maneras y esta es una de ellas. ¿Eres más de sillas o de grandes sofás?

Diferencia zonas en el salón

Hablamos del salón en todo momento pero sabemos que junto a él también llega el comedor. Una zona amplia que debemos dividir en dos partes y para ello, tendremos que echar mano de los separadores. Si no quieres muchas obras, nada como un sofá colocado de manera horizontal entre un lugar y otro. Pero también existen las estanterías de pie o los biombos que pueden contar con diferentes acabados para que la integración en el espacio sea mucho mejor. En algunas ocasiones también aprovechando las estanterías, podemos situar algunas plantas a modo decorativo. Las ideas son infinitas pero sí es cierto que siempre debemos apostar por darle visibilidad y protagonismo a ambas zonas. De este modo, podremos disfrutar de cada una de ellas por igual y que ambas tengan la parte que les corresponde.

Muebles en paralelo en los salones cuadrados

Si bien antes lo mencionamos con las sillas, ahora puedes hacer lo propio pero con los sofás. Los sofás de dos o tres plazas quedarán más que perfectos si los situamos uno frente al otro. Eso sí, siempre dejando un espacio para una mesita central junto con su alfombra. Lo que aportará calidez sin lugar a dudas. Además de crear ese entorno comunicativo que nos encanta, también es una apuesta para aprovechar la zona del salón en sí y que la zona del comedor esté ligeramente dividida. Si necesitas más espacio, entonces nada como aprovechar las paredes gracias a las librerías. Nunca recargaremos la estancia porque entonces se acorta el espacio y no es lo que necesitamos.  Recuerda que a la hora de acceder al salón debemos tener un buen espacio para ello, porque solo así podemos decir que la distribución de los muebles del salón será la correcta. ¿Cómo te gusta a ti?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies propias y de terceros para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias según su navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información >

ACEPTAR
Aviso de cookies