Consejos para empapelar o pintar tu hogar

Consejos para empapelar o pintar tu hogar

Consejos para empapelar o pintar tu hogar

Las paredes de nuestro hogar son un gran lienzo “en blanco” en el que siempre podemos descargar nuestra imaginación y nuestro gusto por la decoración. A la hora de escoger entre pintura o papel pintado, son algunas características las que tenemos que tener en cuenta para hacer la elección correcta.

El tipo de pared que tengamos determinará, en gran medida, si debemos pintar o empapelar. Las paredes con gotelé, por ejemplo, no son demasiado aptas para colocar un papel pintado, hay que hay algunas soluciones como pinturas espesas o colocar contrachapado que podrían servir como base para el papel pintado. También, obviamente, nuestro gusto es prioritario, porque si se nos ha metido en la cabeza el papel pintado nadie podrá cambiar eso. Elegir el papel pintado es algo bastante difícil, sabes que es algo que verás todos los días, así que no tengas prisa y busca en tiendas online de calidad y confianza.

El proceso para colocar el papel pintado es algo más costoso que el de pintar con pintura. Primero debemos preparar la pared para que el papel quede bien fijado. Trata de quitar restos de viejo papel pintado que queden en esa pared y límpiala con un trapo seco para quitar el polvo. Lo más habitual es escoger papeles pintados que se adhieren a la pared con un adhesivo previamente colocado. Este es el más usual porque no necesita tiempo de descanso a la hora de instalarlo, aunque también se debe hacer con mucho cuidado y siguiendo las recomendaciones del fabricante. Un consejo que te damos para que sepas más o menos qué tipo de estampado escoger, es que, si en la habitación predominan muchos colores, trata de buscar un papel que no sea demasiado llamativo, pues será lo que dé el verdadero contraste al lugar.

Sigue estos consejos y te será mucho más sencillo escoger e instalar tu papel pintado. Si optas por la pintura, puedes volverte algo más loco y escoger una gama de colores diferente a la habitual. Protege bien tu suelo y muebles y comienza a darle a la brocha.

1 Comentario

Deja tu comentario