La decoración en Halloween

Halloween es una fiesta anglosajona. Sin embargo, en los últimos años se convirtió en una moda en España ya que los niños disfrutan pasando un momento en el cual reina el terror, y los padres también pasan un buen rato haciendo una decoración en el hogar diferente a la habitual. El propósito que se persigue en la noche de Halloween es asustar. Por lo tanto, los elementos que se tienen que utilizar para adornar un ambiente deben ser tenebrosos. Las calabazas son el componente más empleado con el objetivo de espantar a los invitados.

Si un joven no tuvo miedo al visitar los dormitorios en la noche de brujas, eso es un claro indicio de que la tarea de la decoración no se llevó delante de la mejor manera posible. La iluminación es un factor fundamental, debido a que cuanta menos haya en el establecimiento, mayor espanto se podrá causar sobre los niños. Además, hay que mencionar que no sólo se refiere a la decoración de interiores, sino también a la decoración del jardín. Esto se debe fundamentalmente a que el terror se debe empezar a sembrar desde afuera, para poder tener a los invitados asustados antes de entrar.

Halloween

Las invitaciones también tienen un papel fundamental, ya que es el primer elemento que reciben las personas. Una muy buena idea es hacer unas esquelas mortuorias con el nombre del invitado, que al recibirla se quedará impresionada por el diseño de la misma. Otra opción factible es la de enviar una invitación a pasar una noche a una casa encantada. Ese es otro recurso que se utiliza con frecuencia para poder causar un espanto en la persona que se está invitando.

Si no se puede generar ese miedo previamente, la fiesta no será un éxito como los organizadores lo desean.

One comment

  1. Pues este año me voy a animar a decorar mi casa al estilo halloween y a hacer una cena acorde.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.