Utilizar marcos sin fotos para decorar

Utilizar marcos sin fotos para decorar

Utilizar marcos sin fotos para decorar

Tener una pared desnuda es algo que a pocos les gusta tener en su decoración y que no todos son capaces de soportar. Mirarla a diario y saber que le falta algo es una sensación incómoda que nos hace incluso no querer estar en ese lugar.

Una moda que lleva ya tiempo entre nosotros es la de usar los marcos de foto, pero sin foto para decorar las paredes. A muchas personas no les gusta emplear fotos en la decoración pero, en cambio, los marcos de fotos les apasionan. Los podemos encontrar cuadrados, ovalados, con formas, colores y de diferentes tamaños, por lo que es casi imposible que no nos enamoremos de algunos.

Los marcos sin foto son un elemento mucho más sereno y suave en la decoración que si llevaran foto. Al añadirle la foto ya estamos añadiendo color y dándole a la estancia un estilo más definido. Por el contrario, utilizando los marcos sin foto sólo estaremos vistiendo una pared con detalles simples y que pueden ser muy personales.

Lo mejor a la hora de decorar con marcos sin fotos es utilizar marcos que hagan contraste sobre el color de la pared. Por ejemplo, en pared azul, los marcos blancos quedarán estupendamente o en una pared amarilla unos marcos marrones. De esta forma, la sensación de vacío de los marcos desaparece gracias al contraste que vemos. Son la alternativa perfecta a las estanterías y nos ahorramos el estar añadiendo cosas para que no parezcan vacías. Los pasillos o recibidores son los lugares que más encajan con este tipo de decoración.

Los que leéis nuestros post sabéis que una de nuestras aficiones son los cabeceros de cama. Y no podemos dejar a un lado la opción de utilizar los marcos sin foto en este lugar. Aquí os dejamos algunas composiciones sobre el tema.

Sin Comentarios

Deja tu comentario