Utilizar las flores artificiales para decorar

Utilizar las flores artificiales para decorar

Utilizar las flores artificiales para decorar

Ya hemos hablado de la utilización de plantas en nuestra decoración y del cambio de ambiente que le dan a nuestro hogar. Según el tipo de planta o flor que añadamos obtendremos más paz, armonía o diversión, eso va en el gusto de cada persona.

Muchas personas prefieren gastar el dinero en flores naturales porque consideran que las artificiales no aportan las mismas características a su decoración, pero esto es cada vez más falso. Por un lado, muchas de las plantas artificiales que nos encontramos actualmente están muy bien trabajadas y casi reales. En el caso, por ejemplo, de las orquídeas, hay muchas que no se distinguen de las reales, y lo mismo pasa con flores simples de colores.

La principal ventaja que tienen las flores artificiales es la económica. Estar comprando casi semanalmente flores nuevas para decorar nuestras meses y esquinas acaba suponiendo un gasto que debemos tener en cuenta. Las plantas artificiales no se marchitan y, si nos cansamos, podemos guardarlas hasta que queramos verlas de nuevo. Por otro lado,  también nos deshacemos de los bichos. Es muy molesto observar las flores y ver que hay bichos minúsculos rondando por ella.

También nos desharemos de la preocupación de “¿he regado la planta?” o “¿tiene bastante luz?“. Muchas veces tenemos que decantarnos por una flor natural que no nos llena realmente por no poder proporcionarle la luz necesaria. Con las flores artificiales podemos escoger la que queramos sin miedo a que le falte agua, luz o cualquier otro necesario. Estas flores aportarán la misma energía a nuestro hogar que las naturales, pero reportándonos muchos más beneficios que las últimas. La cocina también es una estancia en la que muchas flores y plantas no resisten. Colocar flores que destaquen nos hará disfrutar más mientras cocinamos, y con un simple trapo húmedo limpiaremos cualquier resto que pueda tener la flor.

Sin Comentarios

Deja tu comentario