Tags Posts taggeados en "cortinas"

cortinas

Adhesivos para ventanas
Adhesivos para ventanas

 

Adhesivos para ventanas

Nos encanta buscar soluciones para vestir nuestras ventanas. Si ya os hablamos de algunos métodos para hacerlo,hoy os traemos otro más económico y menos laborioso: los adhesivos para ventanas.

Estas láminas están especialmente creadas para evitar que se vea desde fuera el interior de nuestra casa, pero dejando pasar la luz, algo muy importante que tenemos que tener en cuenta. Muchas láminas adhesivas para ventanas tienen formas y colores, pero deberemos pensar bien cuál escoger teniendo en cuenta si nuestras ventanas están en una habitación más o menos luminosa, y los colores que predominan en su decoración.

Aunque son aptas para cualquier ventana, os aconsejo que las utilicéis solamente para las normales. Utilizarlas en grandes ventanales no queda demasiado bien. Son perfectas, por ejemplo, para ventanas de cocina o dormitorios que dan a la calle, para poder estar tranquilos sin tener la sensación de que nadie nos vigila. Los primeros pisos suelen beneficiarse de estas láminas adhesivas.

En tiendas de decoración y superficies destinadas al bricolaje podemos encontrar muchos tipos de láminas adhesivas. Si queréis optar por unas marrones o rojas, tratad siempre de que sean colores apagados y lo suficientemente transparentes. Otra de las ventajas de estas láminas es su colocación. Bastará con medir y cortar para hacernos con el tamaño ideal. Despegamos el papel que viene con el adhesivo y vamos pegando la lámina en la ventana, ayudándonos siempre de algún objeto plano que vaya eliminando las burbujas de aire, mejor volver a empezar que acabarlo mal.

No sólo hay estampados en las láminas, también las encontramos con formas y dibujos como la que introduce a este artículo, con un perro y un gato preciosos. Ya sabes, elige estas láminas adhesivas si quieres ganar privacidad sin renunciar a la iluminación natural.

Elegir el tipo de cortina o estor acertados

Nuestras ventanas deben estar vestidas, ya que no a todos nos gusta que nos vean el interior de nuestra casa y perder privacidad.

Si tenemos la suerte de contar con grandes ventanales que pueden o no abrirse al exterior, podemos optar por dos soluciones. La primera es dejarlas tal cual, tipo industrial, y la segunda es escoger unos estores largos, que puedan subirse y bajarse de forma individual, para dejar pasar la luz que queramos o poder tener uno de los cristales descubiertos.

Una alternativa a las ventanas de cocina en las que tenemos preciosas vistas es la de colocar dos telas cosidas que aparentarán ser un estor recogido. Así, además de tener nuestra ventana vestida, no tendremos que renunciar a las vistas mientras cocinamos.

En puertas de cristal, como las que podemos tener en nuestro salón, lo último es combinar un estor básico y claro con una cortina gruesa, combinando la luz con la privacidad. Esta opción también es muy aconsejable en casas antiguas en las que los techos altos casi nos obligan a escoger elementos largos y grandes.

A la hora de escoger nuestras cortinas, debemos escoger algunos retales de telas y colocarlos en nuestras ventanas para ve cómo combina, la luz que deja pasar, y si nos gusta el material para nuestra decoración. Un elemento con el que siempre acertaremos es el lino, sobre todo en estores que queramos que otorguen un poco de clase y estilo vintage a la decoración.

Si optamos por unas cortinas muy oscuras, debemos tener en cuenta que la luz no será uno de los accesorios de la habitación, algo que a pocos les gustará, por eso es importante combinarlo con unas cortinas claras y así no tener esta desventaja.

Cortinas para la cocina

 

La intimidad está presente en toda nuestra casa. Salvaguardar qué hacemos, cómo vamos peinados o vestidos, etc. debe quedar únicamente dentro de nuestro hogar y para eso posiblemente se inventaron las cortinas.

¿Debo poner cortinas en mi cocina?

La respuesta es . Mucha gente tiene vecinos y a pocos les gusta estar cocinando mientras ven a otros pasar de un lado para otro y incluso intentando adivinar qué están haciendo. En este caso, las cortinas sirven más como excusa para mantener la privacidad que como decoración. Si tenéis suerte y no hay posibilidad de que vuestros vecinos o gente de la calle vea vuestra casa por dentro, también podéis tener cortinas, y elegiréis cuando correrlas y cuando no.

El tipo de cortina a usar en una cocina debe ser corta. Probablemente tu ventana esté sobre la encimera de la cocina o el fregadero o alguna de las partes por lo que una cortina larga no tiene sentido ni cabida. Arriesgaos escogiendo una cortina con dibujos o estampados que os gusten. Animales, flores, formas, rayas, de todo vale en una cocina. Aunque siempre deberemos asegurarnos de que permitan pasar luz, no querremos gastar luz durante el día, ¿no?.

Cortinas para la cocina

 

Otra de las cosas que podemos hacer es recogerlas a ambos lados para que entre más claridad o para que mientras cocinamos pueda salir el calor y el vapor de los calderos.

Mucha gente opta por poner estores de bambú pequeños que puedan recogerse, aunque el principal inconveniente es lo dificultoso que resulta limpiarlos, y más con las grasas que salen de una cocina.

Síguenos

32,819FansLike
288Seguidores+1
4,423FollowersFollow

Utilizamos cookies propias y de terceros para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias según su navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información >

ACEPTAR
Aviso de cookies