Los baúles para los pies de la cama

Los baúles para los pies de la cama

Los baúles para los pies de la cama

 

Muchas veces hemos visto, sobre todo en películas americanas, que la gente tenía a los pies de sus camas un baúl. No sólo para sentarse, sino también para almacenar.

Pues estos son los dos usos principales que tiene el baúl. Dejando a un lado la cantidad de tipos y tamaños de baúles que hay, son un elemento muy acertado en cualquier dormitorio. El motivo es, sobre todo, que añadiéndolo al dormitorio, nos quitamos de agregar muebles que acabarán acaparando más de lo necesario.

La ropa de cama, la cantidad de cojines que usamos para cada una o incluso pijamas o ropa de abrigo son cosas que podremos guardar en estos baúles. También son una alternativa perfecta a las alfombras, ya que mucha gente es alérgica y se ha extendido el uso de alfombras a los pies de la cama. Si bien una alfombra es más liviana que un baúl, almacenan más polvo y su utilidad es sólo estética, a diferencia del baúl que también almacena.

En los dormitorios de los niños siempre falta espacio, cuanto más pequeños son más juguetes y trastos tienen tirados por todos lados. Enseñarles a meterlos en estos baúles (los cuales también pueden tener diseño infantil) será una forma segura de enseñarle a ser responsable, eso sí, debemos cuidar que tenga algún mecanismo para que la tapa no se cierre de golpe y le haga daño.

Colocar un baúl a los pies de la cama tiene muchos otros usos no tan obvios: sentarnos para calzarnos cómodamente, colocar la ropa de cama en verano para poder dormir frescos, sin tener que tirarla al suelo, etc. Además, si nos cansamos de verlo en ese lugar, podemos cambiarlo, no es un elemento cuyo tamaño imposibilite añadirlo a otro lugar.

Sin Comentarios

Deja tu comentario