Estos recibidores son de ensueño

Estos recibidores son de ensueño

Estos recibidores son de ensueño

La entrada de una casa es la primera impresión que se lleva la gente que la visita. Cuando traemos a alguien nuevo a casa, queremos que nos alague y nos diga que tenemos una casa bien decorada, con un buen olor y acogedora, pero si nada más entrar se lleva una mala imagen, será lo único que se quedará en su memoria.

Los recibidores son la primera impresión de nuestra casa y por eso debemos tenerlos muy en cuenta. Decorarlos según nuestro gusto es muy importante, pero también debemos ser conscientes de que deben dar una buena imagen a los demás. Para que cojáis ideas, hoy os dejamos algunos bastante sencillos, fáciles de adaptar a vuestro estilo y que seguro encajarán.

Recibidores

Un mueble de dos puertas, dos portafotos y dos jarrones hacen que nuestra entrada parezca sencilla, sin agobios y, ademas, tendremos un lugar de almacenamiento extra. Añadir algún espejo siempre es una buena idea, sobre todo a la hora de aportar más luz al espacio.

Recibidores

Una mesa tipo escritorio, una lámpara de pantalla blanca y unas pizarras hacen que nuestro recibidor parezca cálido, hogareño y el detalle de las pizarras lo hace más infantil, pero no en exceso. La madera encaja a la perfección con el blanco de la pared y las puertas.

Recibidores

Este sencillo recibidor consta de un jarrón, una repisa, una lámpara de pie y un espejo. Los detalles de los papeles adhesivos en la pared lo complementan y lo hacen menos soso. La lámpara rellena el espacio de una mesa o un mueble que también podría haberse introducido.

Recibidores

En este recibidor prima lo práctico. Dos preciosas zapateras blancas, una repisa para colocar utensilios, unos montajes en forma de portafotos y un colgador. Este recibidor está hecho para ser práctico y acogedor. Una casa con niños siempre tendrá un toque mágico, y ello se impregna en la decoración.

Sin Comentarios

Deja tu comentario